martes, 18 de septiembre de 2018

Remando hacía la vida

Durante las tres semanas que estuve en coma no sentí nada, no oí nada ... en mi imaginación quiero pensar que estuve en el océano como en "la vida de pi" . Tal vez un amigo, bueno, yo lo considero mi hermano, influyo con sus palabras:

" Espero que desde la isla en la cual te encuentras ahora, tengas la fuerza para construirte una barquita de madera con lo artista que tu eres, y volver con nosotros aunque las olas te tiren, aunque la corriente sea traicionera...  yo hoy te espero con un poco de nata en la nariz y te doy el  gigante aliento que hermano te puede dar para conseguirlo. Te esperamos y te damos fuerzas... porque el mejor regalo te espera en casa."

Era su cumpleaños. Al día siguiente volví a la vida. Casualidad o no, pero nunca me olvidare de tus bellas palabras.

Tu sabes que yo soy de agua, también te he dicho en alguna ocasión que no me ahogaría en un naufragio. Esta vez lo logré no me ahogé.

Sólo me arrepiento de no haber remado lo suficientemente rápido para llegar a tu cumple y haber cumplido la tradición de la nata en la nariz. pero tu ya sabes que el deporte no es lo mío.


Tema: blanco
Título:  remando hacía la vida
(hacer la foto: 45 min, retoque: 1 h, texto: 1h 30min, pasarlo al ordenador: 1h 30min)