jueves, 21 de septiembre de 2017

Devil came to me

Hoy, os voy a contar un hecho que me ocurrió hace ya bastantes años. Poca gente conoce la historia, pues tenía (y tengo), miedo de que crean que no estoy cuerdo. Bueno... ahí va:

Conozco al demonio pues un día luche contra Él. Fue un cinco de enero. Estaba solo, me encontraba muy cansado y decidí echarme la siesta.

El condenado quiso atacarme mientras estaba dormido. Sentí que me faltaba el aire, Él me estaba estrangulando. Sin embargo, no veía a nadie. Fue una lucha a muerte, yo contra Nadie. Cada vez más desesperado, cada vez más ahogado. Me moví enérgicamente para poder liberarme hasta que caí de la cama. Tuve una sensación de descanso. Ahora, podía respirar....

Estaba en el suelo, con la cabeza apoyada en la mesita de noche, exhausto, cuando llegó el segundo asalto: 

Nadie, me cogía con fuerza de la parte de arriba del pijama, me levantaba y me estampaba fuertemente contra la mesita. Yo intentaba poner los brazos alrededor de mi cabeza para amortiguar los golpes. Un golpe, y otro, y otro.... y me rendí. perdí el conocimiento...

No sé si se apiadó de mí o se aburrió de apalizarme. Lo que sé es que me dejó vivir.

No salí indemne, me dejó heridas de guerra: no podía mover la lengua, ni las manos ni las piernas. Con lo qué, no podía hablar, ni llamar por teléfono, ni siquiera caminar. Como pude, me arrastré a la calle para pedir ayuda.  ayuda que no encontré (aunque esa es otra historia....).

Al final, acabé en una ambulancia camino al hospital. Y a las pocas horas, ya podía hablar y moverme con normalidad.

Yo no conté mi lucha con el diablo Nadie. por suerte, los médicos me dieron una versión mucho más fácil de contar: Ellos, dicen que me dio un ataque epiléptico mientras dormía Que me ahogaba porque la lengua me tapaba el orificio respiratorio. Al caerme de la cama pude respirar y que los golpes contra la mesita de noche eran debido a las convulsiones. dicen que luego me desmayé. Los neurólogos me contaron que el ataque epiléptico se produjo porque se me inflamó una parte del cerebro. Y ésto me impedía hablar y mover la parte derecha del cuerpo.

Seguramente, los médicos tienen razón, pero, yo no lo viví así. vosotros decidís que versión preferís creer.



Título: Devil came to me
Tema: rojo
Semana: 12